Día Nacional de la prevención de los desastres

Luego del 31 de mayo de 1970, la historia del Perú y de los desastres naturales no volvió a ser la misma. Sesenta y siete mil muertos, 180 mil heridos, 60 mil viviendas destruidas y 15 poblaciones devastadas en el Callejón de Huaylas es la cortina negra que divide la vida y la tragedia, el antes y el después, el descuido ante la inminencia y lo que debería ser precavido ahora.

Hace exactamente 35 años se produjo el mayor desastre del Perú, cuando exactamente a las 15:23 horas un terremoto de 7.5 grados en la escala de Richter sacudió el departamento de Ancash y causó un aluvión de 400 millones de metros cúbicos –producto del desprendimiento de la cornisa norte del nevado Huascarán– que arrasó por completo la ciudad de Yungay.
Dos años después de esa tragedia, en 1972, se creó el Sistema de Defensa Civil que posteriormente se convirtió en el actual Sistema Nacional de Defensa Civil. Posteriormente en 1993 el Ministerio de Educación instituyó el 31 de mayo como Día Nacional de la Reflexión sobre Desastres Naturales. El objetivo de tal conmemoración es fomentar en los estudiantes y la población el fortalecimiento de una cultura de prevención frente a los desastres.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s